miércoles, 11 de marzo de 2009

Tarea de Filosofía (Parte 2)

A ver si puedo "terminar" mi tarea de filosofía...
Es para el viernes, pero qué sé yo, soy así con las cosas que me gustan...
Estoy improvisando así que el trabajito puede ser modificado en la carpeta escolar, bien improvisada también :)
(Le cambié un poco la onda al blog, jamás pude ponerle una plantilla ¬¬ jajaja! Alguien sabe, de paso, cómo carajo hacer eso? Ruego sea tan amable) :)

A ver...me quedan tres preguntas que desencadenan pensamientos por demás de extensos, así que abreviaré un poco para que la profe no esté todo el trimestre leyéndome, (aunque de cholula me gustaría jajajajajaaa!!) Qué gila que soy, por dios... Te reís pero sólo vos me ves ♪♫ Nada, tengo el discman (antigua) con ese tema jajaja estoy loca. (Piantao ♪♫)
Basta de pavadas, son excusas porque sé que es una tarea escolar jajajaja! Como esas excusas que uno suele inventarse cuando estudia materias aburridísimas para levantarse un rato de la silla y no sentir tanta culpa jajajaja!

Las preguntas eran: ¿Qué puedo?; ¿Qué temo?; ¿Qué debo? ♥
(Irrelevancia al corazoncito de mierda ♥)


Poder; puedo hacer muchas cosas y sé que puedo lograrlas con esfuerzo, aunque el mundo conspire en contra mío, también puede ser cuestión de suerte, ya sea buena o mala, de encontrarse con los indicados, ya sean positivos o negativos a mi plan. Sé que puedo lograr puntos necesarios para mi felicidad, como bien dije: independencia, libertad, responsabilidad. Que no sólo los necesito, también los quiero. Así como puedo hacer mucho, también puedo no poder hacer muchas otras cosas, o al menos no con la satisfacción que me da hacer las cosas bien. Entre tantas cosas, puedo darme cuenta muchísimas veces de las cosas que me rodean, preguntarme por qué la gente va tan acelerada y nadie se detiene, a pensar en algo o en nada, da igual, detenerse un rato. Parece muchas veces como si fuera a explotar algo, o alguien, a ese ritmo. Puedo escuchar, si bien suelo callar, lo hago la mayoría de veces para escuchar bien, porque gritar no significa comunicar, y puedo también, asegurarme de eso.
Entre mis temores, quizás el mayor sea el fin. El fin de la vida, que a su vez me produce una gran fascinación, y debe ser un temor por la urgencia que quizás nos dé el hecho de vivir tan poco, creo que es muy poco. Creo que uno a veces, al menos a mí me sucede, quiere hacer tanto y ve tan poco tiempo para hacerlo que quizás por eso lo tema, porque ¿quién nos asegura en verdad que la muerte es otro comienzo? Y si lo es, ¿deberíamos empezar de nuevo? ¿Querríamos las mismas cosas? Si las quisiéramos, debería ser a causa de no recordar las supuestas vidas pasadas, entonces nunca tendríamos tiempo suficiente para hacer todo lo que quisiéramos porque siempre empezaríamos los mismos proyectos en distintos contextos, y terminaríamos, con suerte, más o menos en la misma parte de nuestras vidas, si es que lo logramos alguna vez. Quizás por eso el ser humano tema tanto la muerte. Por presión de tiempo, puede ser. Por lo general me considero una persona bastante racional, y que a la vez sigue mucho su corazón, a veces quizás en mayor proporción, por eso generalmente no temo no poder lograr ciertas cosas, estoy dispuesta a todo por aquello que deseo con locura, aunque sé las limitaciones que puedo ponerme también.
Creo, por otro lado, que mi mayor deber es para conmigo y a la vez, con los demás, y es mostrarme a mí misma, como soy. Eso me permite conocerme y por supuesto, que los demás también lo puedan hacer. Quizás por eso elijo el arte y ciertas disciplinas de expresión. No soy de las personas que sienten que deben cosas a alguien, lo que hago, lo hago por mí, porque quiero, puedo y sé de qué se trata. Siempre intentando no herir o molestar a terceros, aunque severas veces se vuelve inevitable. Me debo cosas a mí, tengo cuentas pendientes conmigo, porque por lo general, lo que podría deber a los demás, ha sido entregado en tiempo y forma, desde elementos materiales, hasta asuntos más importantes (para mí) como afecto, juicios con fundamentos, opiniones, e incluso, aunque no suene tan poético, dolor, que es algo que no puede evadirse, una situación en la que uno suele sentirse impotente, incapaz de revertir.~


No sé, siento que le falta algo...pero bueno, no va con nota, por eso le dediqué tanto jajaa es más libre y personal, me pareció interesante subirlo acá, aunque en verdad lo hice acá y después lo pasé a la carpeta jajajaajajajja! Cualquiera lo mío. Es más rápido hacerlo acá. Bueno, saludos.

2 pensantes:

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Querer es poder no?
me gustaria que vienieras...
Muy buena tu entrada, me gusta las vueltas de tu cabeza

Falangista Aburrido dijo...

Siempre es más rápido desarrollar una idea en el blog...


Jajaja.