sábado, 7 de marzo de 2009

A mi realidad, ajeno.


Necesito que me enseñes a vivir
Y cómo respirar.
Los nervios se me atraviesan
Te veo y sé que no estás.

Recomendaciones para oír
Las almas de por ahí.
Para aprender a sonreír,
A fingir porque no estás...

Quisiera poder dejar de insinuar.
Llegar a decir algo en realidad.
Quisiera que me enseñes a no ocultar,
A ir de frente, aunque sea la verdad.

Y que más allá, mucho más allá
Pueda encontrarme; paz.
Que más allá, mucho más allá,
Dejar de saber que no estás.

¡Por dios! ¿Qué hago así?
¿Cuánto tiempo más
Para ocultar
Que sólo soy una niña, nada más,
Pero que también siento?; ¡Por dios!

Si dios existe, se debe haber cansado
De, en siete días, construirte
Entero, sin fallas,
Constituirte.

Y quizás también por eso
Ya no tenga ni fuerza de voluntad.
No sé, quizás por eso no crea en él.
Y mis deseos no se hagan realidad.

Creo que mis rimas desordenadas
No llegan nunca a destino...
Si pudiera tirar la, quizás décima piedra,
Llamar la atención de tu andar,
De tu camino.

Si tal vez te dieras vuelta,
No, sólo verías tu terreno.
Por más que sientas,
A mi realidad, ajeno.
Ajeno sos.

No te creo que no estés.
No te creo porque es más fácil.
Ayer me dijeron que lo fácil
No es parte de los decididos,
Es parte de mí; frágil.

Si tal vez la vida te pegara
Un poco más en la voz,
Y pudieras hablar vos,
Ajeno sos.
Ajeno vos.~

6 pensantes:

Miguelo dijo...

vaya, escribes muy bien

Falangista Aburrido dijo...

Muy bello y... doloroso(?)


Mis respetos.

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Esta buenisimo
muy muy bueno
salio de adentro
y siempre duele de adentro

besos yinius

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Sos lo mas copada piba
gracias por tanta onda en tus msj
beso
Mariano

eliú dijo...

ajena sos...
ajena vos...

eliú dijo...

pero tu voz
le pertenece al mundo...