domingo, 1 de marzo de 2009

Labios.


Necesitaba labios.
Siempre suena extraño,
Pero así es.

Necesité tus manos.
Quería algún envoltorio,
Un poco de calor.

Necesitaba palabras.
Miradas, sorpresas.
Sí, así realmente es.

Ahora quiero realismo,
Porque jamás me hablaste,
Ni escuché de vos.

No supe nada más
De tus bellos modales,
De tu calor racional.

Nada más importaba,
Sólo necesitaba
Tu respiración.

Saber que vivías,
Ahora no lo sé.
No sé qué sé.
No importa realmente.~



[Escribí este poema sin saber qué escribir, sin saber qué escribía. Ahora lo leo, y personalmente tiene más sentido del que imaginé. A veces nos podemos sorprender, y mucho.]~

4 pensantes:

PLASTICO INEVITABLE dijo...

PAsa mucho que las cosas tomen sentido despues de escrita, tiene que ver cuando dejamos aflorar el inconciente... siempre aunque no lo sepamos sabemos sobre que escribimos. Me gusto mucho sinceramente. Gracias por siempre pasar y por tener tanta buena onda. te dejo unbeso y mis mejores deseo. nos comentamos.

Mariano

Cecilia Fernandez dijo...

La lluvia de ideas es lo mejor que hay. surgen cosas muy lindas, porque slen de lo más hondo, es lo más puro de nuestro interior. Muyyy lindo =)

http://todosobremimente.blogspot.com/2007/10/lluvia-de-ideas.html

Modestia aparte... =P

besoss

Falangista Aburrido dijo...

Gracias por publicarlo.

:)

Anónimo dijo...

Me encanto soffissss.....
sinceramente me llego.. =,(

te keiro..
me encanta cuando escribis sin saber q escribis.. =)


Colitohh..