martes, 15 de septiembre de 2009

La amiga horrorizada.~

La amiga horrorizada juzga. Hace como si entendiera, y asiente y abre los ojos, y abre la boca, y cierra el alma. Y bloquea su cabeza.
La amiga horrorizada está así porque se horrorizó. Porque le contaron lo que no debía oír. No estaba preparada. Le faltaba horno. Una media hora, quizás, y la amiga hubiera entendido.
Pero la tucumana terca no se aguantó. Ella se lo dijo. Era su amiga, claro, cómo no contárselo.
Amiga de toda la vida.
Pero verle los ojos desviados hacia otra nube, y verle la sonrisa sostenida con muletas, y verle las orejas concienzudamente cosidas con hilo... ¡Y era su amiga!
Amiga de toda la vida.
Pero un día, el toda la vida se redujo a un colorín colorado, aunque el horror nunca ha acabado.~

2 pensantes:

Ivy dijo...

JA

yo aprendí cuáles de mis amigas se horrorizan con facilidad, para no contarles CIERTAS cosas q me suceden o pienso

Dragon de Azucar dijo...

Conozco infinidad de gente a la que le hace falta no media hora de horno, sino volver a ser amasada desde un principio. Esa gente que se horroriza de nada no sirve de amigo. Le contas un secreto, se horroriza y mañana lo sabe todo el mundo.

Saludos