domingo, 5 de abril de 2009

San Lorenzo te odio.


Odio tu río. Odio tu gente. Odio que sean tan pocos los que valen la pena. Odio odiarte, porque sería más fácil querer quedarme. Odio tu frialdad. Odio tu fama. Odio tu puerto cerealero que contamina mi vida así como mis pulmones. Odio tu mugre, porque la gente que te vive no te respeta, y te ensucia con mierda en forma de papeles. Odio tus enormes buques. Odio a sus embarcados. Odio a las putas que veo cada día, trabajando y abortando cada dos meses. Odio que seas tan poca cosa y quieran hacerte tanto, sin siquiera intentarlo. Odio que tu gente se queje de problemas que ellos mismos originan. Odio tu descarga enrgética, me refiero a lo espiritual...
No sos nada, San Lorenzo. Nada. No tenés vida. No tenés gracia. No tenés mar, tenés el río más ancho y está destruido. Tenés olor a cereal podrido. Olor a industrias cuyos dueños nunca aparecerán. Tenés nada. Ni siquiera nada. La nada es tranquila. CON VOS NO HAY PAZ, SAN LORENZO. No te soporto. No te quiero en mi vida. Quiero un pasaje a cualquier lado. Si me preguntaran a dónde quiero ir, diría LEJOS TUYO. No te quiero, San Lorenzo. Me cansaste. No tenés un minuto de tranquilidad. No tenés un minuto de paciencia. Ni hablar de paz. No hay seguridad. No hay interés ni nada interesante. No tenés arte, no tenés deporte, no tenés humildad. No tenés locura. Sos una locura normal. Sos una poca cosa. Sos demasiado cuerdo. Demasiado idiota. Demasiado insoportable. No tenés nada que valga la pena, porque vos, San Lorenzo, NO SOS NADA.

5 pensantes:

Prisss dijo...

Le pusiste palabras a lo que siento. Es una lastima odiar tanto al lugar donde vivimos...
Beso SO!!

Cecilia Fernandez dijo...

Ayy querida...
Vamos por parte:
Antes que nada que lindaaaa que saliste en la foto nueva que pusiste esa del campo de la gloria. me encanta!
Siguiendo con la entrada puedo decirte que me permito disentir con algunas partes...
Estoy totalmente de acuerdo con mucho de lo que expones pero me gustaría expresar que la culpa no es de la ciudad en si, sino de la gente que la habita, sobretodo de aquellos que viven a costa nuestro y de nuestra salud, que se cagan en nuestros pulmones en nuestra piel.En el agua que tomamos y en el aire que respiramos.A cambio de que? De unos cuantos miles de pesos.
Creo que el tema de la paz y la tranquilidad esta en cada uno.
Tan solo tendrías que haber cuasi vivido conmigo en un "bsas idiota" como para poder apreciar las pequeñas cosas que tiene SanLo.
Yo simplemente rescato que si es un poquito mejor que otro lugar, en el fondo, aunque sea en la cucha del perro, no es un tan mal lugar.
Aunque tenga miles de defectos, que los tiene y son muchos.
Es en donde nos toca vivir y tenemos que tratar de hacerlo un lugar mejor.
El problema es la gente.
He dicho.
Igual coincido con mucho, pero no te la agarres con Loren.
El problema es la gente.
Posta.

Algún dia que charlemos en persona te contare mi utopía de la ciudad perfecta.Je

Besote y sonrisas no broncas

María Eugenia Sandrin Coronado dijo...

vení a pérez :)

eliú dijo...

De seguro vienes a Lima y amarás San Lorenzo, eso sin duda... JA!

Ignacio Reiva dijo...

Pero tiene a Sofía, tal vez él tampoco se soporte pero estaba esperando cumplir su destino que era verte nacer, tal vez no, quién sabe...